“Más allá del curso de instructores” con Scott Langley

Entrevista con Scott Langley

20160220_105908
Sensei Langley enseñando en Barcelona

Traducción al castellano por Juan Manuel Ferrero

Nota: esta entrevista fue realizada mientras el Sensei Scott Langley pertenecía a la JKS, hoy por hoy, y producto de la publicación del libro que se menciona en la entrevista entre otras razones, Sensei Langley ha pasado a formar parte importante de la WTKO.

**Los comentarios en cursiva han sido añadidos por el traductor.

Es difícil escribir sobre Scott Langley sin mencionar que él ha completado el renombrado Curso de Instructores JKS  en Japón. Como ha escrito bastante sobre su tiempo en el Honbu Dojo JKS (y está escribiendo un libro sobre sus experiencias –actualmente el libro ya está publicado-), pensé que sería interesante descubrir cómo fue su vida desde que se graduó y regresó a Europa.

¿Cuándo empezaste a entrenar?

Comencé Budo cuando tenía cinco años con Jiu Jitsu en el Honbu Dojo de la Federación Mundial de Jiu Jitsu en Liverpool bajo la instrucción del Prof. Robert Clark 8th dan. Yo era muy joven y no tenía idea de que estaba entrenando en un lugar tan famoso. Sin embargo, sólo entrené allí un tiempo corto. Mi familia se fue de Liverpool y se mudó a West Yorkshire. Comencé a entrenar en un club KUGB (creo) cuando tenía diez años. Y luego un año más tarde nos mudamos nuevamente, esta vez a North Yorkshire, y comencé a entrenar con Howard Milson un 5º Dan con Kodokai, la organización que dirigió Kato Sensei. Así que, desde muy joven nunca he entrenado nada más que Shotokan.

¿Por qué fuiste a Japón?

Primero fui a Japón en 1993. Me había tomado un año libre entre la escuela y la universidad, tenía tres trabajos a tiempo parcial y trabajaba todo el año para poder ir a Japón por tres semanas. Se suponía que era el cumplimiento de un sueño, pero sólo me hizo querer volver otra vez. Entonces, cuando ya estaba en la universidad Kato Sensei me habló de ir a Japón e incluso de hacer el curso de instructores! Así que cuando me gradué en la Universidad fue como que era lo que se suponía que debía hacer. No tuve que pensar mucho en ello. Era lo que siempre había sido planeado.

¿Alguna vez llegó a entrenar en una de las “Universidades de Karate”?

Sí. Me entrené muy a menudo con la Universidad de Teikyo, es la Universidad donde enseña Sensei Kagawa. Esos tipos son bastante brutales. Muchos de ellos están en becas de karate, así que a menos que produzcan resultados están fuera. También hice su gasshuku. Siete días con seis horas de entrenamiento por día. Fue físicamente y mentalmente lo más difícil que he hecho.

¿Qué tal Okinawa, alguna vez llegaste a ir?

No, no lo he hecho. Sin embargo, el próximo Campeonato Mundial JKS en abril (para la fecha de la entrevista) tendrá lugar en Naha, Okinawa. Vamos a llevar un equipo allí y estoy muy emocionado de ir. Era uno de los lugares que siempre había querido visitar mientras estaba en Japón; nunca tuve tiempo.

¿Diría que hace una versión muy moderna de Shotokan?

No sé si hago una forma moderna de Shotokan. Creo que sólo tomo un enfoque moderno, bio-mecánico, dentro de nuestro estilo antiguo. Sin embargo, recientemente he estado muy interesado en aprender más sobre otros estilos. Durante mucho tiempo el Shotokan se ha enfocado en utilizar hanmi-shomen para generar poder. Otros estilos se enfocan, por ejemplo, en el movimiento ondulatorio para generar energía a partir de las caderas. Algunos estilos realmente hacen hincapié en el anti-twist con hombros y caderas o el uso de la absorción de un oponente para generar energía. Estas frases pueden no tener sentido para los practicantes de Shotokan, pero para otros estilos son el fundamento de su poder, como nuestro hanmi-shomen. Por lo tanto, ¿por qué no podemos usarlos en nuestra práctica? Así que me interesé en tratar de ver cómo estas ideas pueden agregarse a nuestro sistema. En última instancia, todos estamos trabajando con la misma materia prima, nuestros cuerpos, por lo que cualquier conocimiento adicional sólo puede ayudar. Además, al practicar estos puntos, es posible ver más profundamente nuestros katas de Shotokan.

¿Cuántos kata sabes y cuáles son tus favoritos?

Conozco cuarenta y cinco kata. Y ¿mi favorito? .. Me gustan Sochin y Unsu. También me gusta Suishu (Water Hand), que es un kata hermano de Unsu. Sin embargo, por lo general mi kata favorito es el que estoy practicando en el momento. Soy muy voluble cuando se trata de kata.

¿Cómo describirías tu propio Karate y sus objetivos?

¡Es difícil! Tal vez otras personas estén mejor capacitadas para describir mi karate. Creo que soy horrible … Bueno, eso no es cierto. Tengo momentos de pensar que soy horrible y momentos de pensar que tal vez no soy tan malo. Durante un tiempo creo que soy horrible, uso ese sentimiento para empujarme y hacerme entrenar más duro. Y durante los momentos que no me siento tan mal, uso esa energía para darme palmaditas en la espalda y darme suficiente sentido de logro para seguir adelante. Eso suena un poco maníaco, pero mi vida no es maníaca, sólo uso mis estados de ánimo en los que estoy, de la mejor manera posible. Se trata de encontrar el equilibrio en mi vida. ¿Mis objetivos? … ¡Quiero ser el mejor del mundo! Pero me conformaré con ser lo mejor que puedo ser. Siempre he hecho karate con eso en mente. ¡Una vez más el equilibrio!

20160221_101027
Sensei Langley durante su seminario en Barcelona 2016

¿Cómo enseñas?

Yo enseño temáticamente. Muy rara vez hago Kihon (arriba y abajo básicos). Sólo he estado enseñando profesionalmente durante cuatro años (unos cuantos más a fecha de hoy), por lo que ha sido un poco experimental. Incluso con cinturones de colores, tomo una idea (por lo general una que estoy trabajando en mí mismo en ese momento) y trato de hacer ejercicios que se centran en ese punto o tema específico. Entonces intento aplicarlo a cierto kihon waza, kumite y kata. Así que casi nunca hago, por ejemplo, las combinaciones que se utilizan en el programa de exámenes. En vez de eso, lo que trato de hacer es enseñar a mis estudiantes cómo usar sus cuerpos de manera más eficiente. Afortunadamente, el experimento ha funcionado. Ahora tengo varios Shodan y estudiantes de primer Kyu, y son todos de un buen nivel. La mayoría de ellos nunca serán los mejores del mundo, pero ciertamente son lo mejor que pueden ser y logran que su Karate mejore aprendiendo cómo usar bien sus cuerpos.

¿Qué consejo le darías al Karateka que quiera mejorar?

¡Relajarse! Como mencioné antes, he estado enseñando profesionalmente desde hace cuatro años. Desde que regresé de Japón he tenido la suerte de haber sido invitado a muchos Dojos en toda Europa y más lejos, y el problema abrumador que he visto es la rigidez. Lo que quiero decir con esto no es la falta de flexibilidad, sino tener demasiada tensión, especialmente en los hombros. Pregunte a cualquiera sobre kime y le dirán que el kime es por una fracción de segundo al final de la técnica; sin embargo las mismas personas muy rara vez ponen esto en práctica. La gente quiere sentirse fuerte y tensar inicialmente todos sus músculos al realizar una técnica. Esto es algo natural, pero a través del entrenamiento la gente debe aprender que los músculos tensos tienen el efecto opuesto. Inhiben el flujo de potencia y reducen la velocidad de la técnica. Sólo deberíamos hacer tensión o kime en el momento del impacto.

Si miramos a los combatientes de la WKF, se mueven a una velocidad increíble porque están relajados. Podemos argumentar que algunos combatientes son demasiado relajados y carecen de cierto poder, pero eso no es un argumento contra el movimiento relajado, es un argumento contra la falta de kime. Todos debemos apuntar a moverse de una manera relajada como los combatientes WKF (por supuesto, tal vez no de la misma manera que algunos de ellos), pero luego agregar el kime en el segundo final de la waza. En Japón este tipo de cosas se enseña todo el tiempo, pero de una manera muy sutil. Los matices en el idioma a menudo se pierden cuando se traduce al inglés y creo que esto fue un factor que contribuyó a toda una generación de karatekas en Europa Occidental que acabaron desarrollando un karate rígido. La gente a menudo justifica esta discrepancia al implicar que los japoneses son de alguna manera físicamente diferentes a nosotros, pero creo que esto es una tontería. Tengo cinturones verdes y morados en mi dojo que hacen karate como cualquier grado similar en todo el país, excepto que están relajados. La única tensión que hacen es al final de su técnica (kime). ¡Este aspecto del karate es definitivamente producto del entrenamiento, más que algo natural!

20160221_133905
Sensei Langley en Dojo Mutkukan Barcelona

Hablando de relajado karate natural nos lleva a Asai Sensei, que tristemente murió en agosto (2006), fue él la mayor influencia para su karate?

Creo que es justo decir que el Sensei Asai me inspiró, en lugar de influir en mi karate. A menudo, Asai Sensei hablaba muy por encima de mi cabeza, pero sé que mi karate ha estado fuertemente influenciado inicialmente por Kato Sensei y Kagawa Sensei. Ambos han sido fuertemente influenciados por Asai Sensei, así que supongo que indirectamente he sido influenciado por Asai Sensei. Mire, yo pienso que hasta que estuve en el curso del instructores apenas hice karate como se me dijo que lo hiciera, como cualquier persona que desea aprender el karate debe hacer. Luego, cuando estaba en el “terreno”, nos dieron la oportunidad (sin duda la parte posterior del curso) para encontrar nuestro propio camino. En ese momento fue posible para mí pensar en cómo mi sempai y sensei podrían influir en mi karate. En ese momento tomé mucho de Yamaguchi Sensei. En mi opinión, él es el mejor karateka en el JKS en este momento. Se mueve como Kagawa Sensei y golpea como Asai Sensei. Kagawa sensei es tan sólido y cuando te golpea, es como ser golpeado por un martillo. Asai Sensei era muy ligero, pero cuando golpeaba, era como ser cortado con un cuchillo. Yamaguchi Sensei es una mezcla de duro y suave y cuando te golpea es como ser golpeado por agujas. Siempre quise hacer karate así. Por cierto, hace unos dos meses estaba conversando con Koike Sensei, un sempai mío que vive en Suiza y durante la conversación me dijo que cuando lo golpeaba, era como ser golpeado por agujas. ¡¡¡Estaba muy feliz!!!

Asai Sensei, sin embargo, fue inspirador. Su vasto conocimiento del kata le dio una serie aparentemente ilimitada de técnicas. Traté de aprender tantos kata como pude. Desafortunadamente, con su muerte creo que mucho se han perdido para siempre. Una historia que muestra perfectamente lo inspirador que fue el Sensei Asai, fue cuando tuve que hacer una sesión de fotos con él. La mayor revista de artes marciales en Japón se llama “Karate-Do” y cada mes aparece el perfil de cierto instructor, hacen una entrevista y toman fotografías con el telón de fondo normal. Ya había hecho sesiones de fotos con Inada, Tsuchiya y Matsuzaki (después de haber ganado los Juegos Mundiales (kumite y kata respectivamente) y Campeonatos Nacionales (JKF) y Kagawa Sensei. En esas ocasiones era simplemente un montaje. Yo atacaría, y defenderían con su técnica favorita. Sin embargo, con Asai Sensei fue muy diferente. No quería el telón de fondo, le dijo al fotógrafo que quería moverse, pero cuando el chico le preguntó qué iba a hacer, Asai Sensei respondió: “No lo sé todavía”.

Me emparejé con Asai Sensei y me dijeron que sólo querían conseguir algunas fotos! Lo que siguió fueron 30 minutos de jiyu kumite … con Asai Sensei. El fotógrafo rápidamente se despojó del trípode y nos siguió alrededor del dojo. Me dijeron que no me detuviera, así que no lo hice. Tenía 28 años y estaba a punto de graduarme del curso del instructor. Asai Sensei tenía 67 años. Sin embargo, para el final de los 30 min yo estaba de color negro o azul y estaba agotado. Asai Sensei, estaba intacto, jovial, sin un pelo fuera de lugar y sin ningún signo exterior de haber hecho algo de ejercicio. El fotógrafo estaba extasiado. Él había conseguido todas las fotos que necesitaba y mirando el artículo ahora (yo guardaré siempre una copia) todas las fotos parecen pre-arregladas. No lo fueron y esos 30 minutos fueron realmente inspiradores.

Siempre pensé que habría sido increíble haber entrenado bajo Funakoshi Sensei. ¿Hay alguien con quien te hubiera gustado entrenar?

Sí, por supuesto, Nakayama Sensei. Recientemente he oído (directa e indirectamente) algunas historias sobre Nakayama Sensei de personas que estaban en el Hoitsugan cuando se abrió por primera vez. Parecía que lo que enseñaba en el Hoitsugan y lo que se enseñaba en la JKA era muy diferente. Me hubiera gustado ver esas diferencias por mí mismo. Sé que el sensei de Koike está estudiando muchos aspectos del karate de Okinawa. Está tratando de volver a conectar los vínculos entre Shotokan (que durante mucho tiempo ha pasado por la ruta de la competición) a las formas originales. Creo que la forma en que Shotokan ha desarrollado el enfoque bio-mecánico del karate es grande. Nos ha convertido en una de las formas más fuertes del mundo. Sin embargo, ha tenido su precio.

curso-karate-con
Curso de Sensei Scott Langley en Barcelona 2017

Hemos perdido muchos aspectos del viejo estilo (por ejemplo, los aspectos de absorción de Hangetsu o la acción anti-torsión / onda de la cadera en Bassai Dai). No hay ninguna razón por la que no podamos recuperar estos aspectos olvidados de Shotokan. Creo que Nakayama Sensei todavía enseñó estas ideas en su dojo personal.

¿Tiene su propio Dojo y con qué frecuencia enseña?

Sí, abrí un dojo de tiempo completo en agosto de 2006 en Dublín. Mi club había alcanzado más de doscientos alumnos y realmente necesitábamos un lugar de tiempo completo. Yo enseño de lunes a jueves, tres, a veces cuatro clases por día. No puedo comprometerme a clases de fin de semana ya que estoy lejos enseñando cursos. Tanto así que mis alumnos de grados superiores enseñan los fines de semana.

Siendo un maestro de tiempo completo, ¿qué tipo de entrenamiento consigue hacer por sí mismo?

Entreno tres o cuatro mañanas a la semana y hago la misma rutina que hicimos en el Curso de Instructor en Japón. Tengo un grupo de terceros y cuartos Dan que entrenan conmigo y realmente nos empujamos. Es muy básico, pero duro y muestra todas nuestras faltas y malos hábitos. Me gusta pensar que el tipo de entrenamiento que hacemos por las mañanas purifica mi técnica. Sin este entrenamiento, puedo sentir mis malos hábitos empezando a volver.

Como última pregunta, ahora que Kagawa Sensei es el jefe de la JKS, ¿puede decirnos algo sobre él?

Creo que Kagawa Sensei no necesita presentación. Él es un técnico y budoka legendario y ahora es el jefe de la JKS y también un entrenador senior para la JKF. Bajo su dirección, competidores como Nagaki, Inada, Tsuchiya y Yamamoto ganan constantemente los títulos de WKF. Sin embargo, más allá de la competición, Kagawa Sensei es uno de los mejores instructores con los que he tenido el placer de entrenar. Es un gran comunicador y muy generoso con su conocimiento y con su tiempo. Él tiene algo que ofrecer a todo el mundo, ya sean competidores de clase mundial o “Joe Bloggs” promedio en el dojo local. Y él instintivamente sabe lo que los estudiantes necesitan y cuando lo necesitan. Recuerdo haber enseñado con Kagawa Sensei en Noruega poco después de haber salido de Japón. Yo estaba hablando con él acerca de estar por primera vez en mi carrera de karate sin tener un instructor para entrenar con él todos los días. Entonces me contó una historia …

hqdefault
Scott Langley Sensei y Masao Kagawa Sensei

Kagawa Sensei estuvo entrenando en la clase de instructor durante diez años, mientras Nakayama Sensei aún enseñaba allí. Fue miembro de la Selección Nacional y una estrella en ascenso en el JKA. Nunca se perdió una clase, ya se había graduado y todo el mundo sabía que iba a ser alguien especial (en realidad Kagawa Sensei no dijo “todo el mundo sabía que iba a ser especial”, ¡estoy parafraseando!). En todo ese tiempo, el ÚNICO momento en que Nakayama Sensei le dijo alguna cosa fue un día practicando Tekki Shodan, donde Nakayama Sensei le dijo que retrocediera su mano de hikite ligeramente. De hecho Nakayama Sensei nunca le habló; sólo señaló la mano de Sensei Kagawa y el se mimetizó para retroceder más. Sensei Kagawa todavía recuerda claramente el momento y lo estima con cariño.

Kagawa Sensei continuó explicando que hacemos karate por nosotros mismos, no por la aprobación de nuestro instructor. Atesoraba la aportación de Nakayama Sensei, pero no era por eso que se entrenaba. Luego continuó explicando que lo que nos enseña el Curso de Instructor es la autosuficiencia. Nos enseña primero que nos entrenamos para nosotros mismos y en segundo lugar cómo entrenarnos. Y con la historia, Kagawa Sensei me ayudó a ver el camino a seguir. Tal vez muchos instructores habrían tratado de establecer lazos fuertes con antiguos maestros, elevando su propia importancia, pero no Kagawa Sensei. Él es quien es y no tiene necesidad de fingir lo contrario.

Desde ese momento me puse a bordo de lo que Kagawa Sensei estaba tratando de decirme, más tarde me han dicho que mi karate ha seguido creciendo debido a este enfoque (yo también lo siento así). Como he dicho, es un gran instructor y sabe exactamente lo que el estudiante necesita y cuándo compartir ese conocimiento con ellos.

Scott Sensei, gracias por su tiempo y buena suerte para el futuro.

Fuente: http://www.theshotokanway.com/interviewwithscottlangley.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s